viernes, 29 de enero de 2010

Frejulfe

Como ya comenté en alguna entrada anterior, Frejulfe es la playa a la que más ligado me siento y de la que me considero "habitual" (lo prefiero a "local").

Esta playa fue en la que pasé los mejores momentos de mi vida surfera y también de los mejores de mi vida privada con la que ahora es mi mujer. Para los que no conozcan esta playa les tengo que decir que es una rompiente de arena con una orientación que le permite funcionar con condiciones mínimas de mar, que siempre se caracterizó por sus potentes orilleras y por la volatilidad de sus fondos que un día te pueden dar una sesión cojonuda y al día siguiente en idénticas condiciones, nada de nada. Está localizada en el occidente de Asturias, a unos pocos kilómetros de Navia.

Aunque actualmente vivo en Gijón nuestra familia vive en Navia por lo que vamos con bastante frecuencia y, si está razonablemente bien, me meto en Frejulfe.

El caso es que este pasado finde, en una de mis típicas jugadas de SURFridor me fui a la playa con toda la ilusión del mundo y con unas previsiones aceptables. El espectáculo que me encontré me dejó asustado. Ya en navidades había visto que la trayectoria del río había cambiado pero es que la situación ha empeorado muchísimo. El río se está comiendo, literalmente, la duna y desemboca en mitad de la playa.

Unas fotos:




Creo que se ha producido la combinación de grandes mareas con mucho mar y lluvias abundantes que han aumentado el caudal del río. Obviamente, no soy ningún experto ni sé cuál puede ser la solución a esta papeleta, quizás dejar que la naturaleza siga su curso, el problema serán las consecuencias. Temo que la fisionomía de la playa cambie definitivamente y que mis recuerdos se conviertan, un poco más, en los del abuelo cebolleta.

Por cierto, me quedé sin poder entrar ese día y el siguiente también. El mar estab de norte, asqueroso.

Resumiendo, toda la semana deseando entrar, para al final, irme para casa preocupado.

martes, 19 de enero de 2010

Un descubrimiento

Uno de mis amigos, el que màs metido está en el mundo del surf, me ha descubierto un mundo de videos clásicos de surf y skate.

Todo un descubrimiento que me ha transportado a otros tiempos en los que todo estaba por descubrir y nuestra capacidad de asombro era total. El primero de los videos es mi video preferido de skate y probablemente el video que más haya visto en mi vida. El video se llama Future Primitive y es de los Bones Brigade de Powell Peralta:

video

De aquella yo no tenía vídeo (no lo había en todas las casas aunque en la mía fue de las últimas en llegar) y lo veíamos en casa de alguno de los amigos que tenían ese avance tecnológico o en casa de mi abuela que estaba muy actualizada. El vídeo era una novedad y nuestras ganas de ver porno y vídeos de surf/skate era ilimitada. Este vídeo fue el que más vimos y vernos salir de casa con el skateboard después de una sesión debía ser como el que ve a los toros salir en un encierro. ¡Y qué hostias nos dábamos!

Dejé de patinar a los 18-19, lo dejé porque no tenía con quien salir pero nunca me dejó de gustar. Ahora he recuperado mi último patín de casa de mis padres y lo tengo en mi garaje, lo tengo a mano para poder meterle un viaje cada vez que bajo a por leche, por lo general la leche me la meto yo.

domingo, 17 de enero de 2010

Un breve resumen de las Navidades

Las navidades se presentaban prometedoras, 15 días de vacaciones por delante, posibilidades de surf con mi mejor colega surfero (que vive en Madrid y no solemos coincidir en Navia a la vez), comilonas familiares y, sobre todo, descansar.

De todo esto lo único que se cumplió fueron las comilonas familiares.



Del surf con mi colegui, poco. Entramos un día en el que rememoramos el baño trampa del Niegá (aquí), yo, de hecho, no llegué ni a entrar, dejé que se adelantase mi colega en plan cobaya. Resultado: tabla rota en la primera ola y para casa. La cosa estaba complicada, una ola muy potente con una corriente que metía miedo por la cabeza.

El caso es que la ola parece muy buena (desde fuera) pero nadie se mete en ella, por algo será.

El segundo baño fue bastante trampa también, fue en la playa de la que me considero local (o habitual, o míticu): Frejulfe. La playa está realmente desconocida, es un caos, la trayectoria del río ha cambiado y ahora desemboca por mitad de la playa provocando unas corrientes paralelas a la costa muy incómodas (para colocarte en el pico). El caso es que el baño fue un desastre completo. Unos cachotes orilleros insurfeables, un asco. Tuve que salir del agua en plan humillante: remando entre serie con los güevos de corbata para que no me cazara una orillera que... me acabó cazando. Tres centrifugados después estaba tirado en la orilla con dos kg de arena en el traje y haciendo balance de desperfectos en la tabla. Poca cosa.

El siguiente baño fue el primero del año, muy bueno. Me decidí por Otur escaldado de las corrientes de frejulfe, que tampoco estaba mal del todo:



En esta otra foto se puede ver (fijándose) por dónde desemboca el río:



El caso es que me fui a Otur que estaba como podéis ver en la siguiente foto, medio metro de ola rápida que abría, más o menos.



El caso es que me estuve sólo en el agua desde el principio y me fartuqué de coger olas. Estaba baja cuando entré y conforme fue subiendo fue mejorando. Un buen baño para empezar el año.

Un poco sobre mí


Es difícil hablar sobre uno mismo, creo que es algo exhibicionista y que sólo lo consiguen hacer bien los que lo hacen con una naturalidad difícil de conseguir sino lo haces de forma innata, yo creo que no tengo ese don. ¿Para qué creo un blog entonces?

La respuesta es difícil ó sencilla, según se mire; lo hago porque me gusta leer blogs, porque estoy cansado de las famosas (y manidas) redes sociales y creo que esta es una mejor forma de comunicarse y también porque tengo cosas que contar. Pero por otro lado, soy reservado, no tengo tiempo y tampoco tengo ninguna actividad fuera de lo común que pueda ser exótica para el lector, tampoco soy ninguna eminencia en ningún campo. ¿Es un contrasentido? Pues sí, pero voy a intentarlo.

En mis datos lo podéis ver, mis principales pasiones son el surf, el papeo (y cocinar) y mi familia. El trabajo, las pérdidas de tiempo y la rutina, mis enemigos que me convierten en el SURFridor que soy.

Espero que os guste.